Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Judo, beneficios para los niños. Parte II

Judo, beneficios para los niños. Parte II

Si estás buscando un buen deporte para tus niños, el judo puede ser el más indicado. Te contamos, en esta segunda parte, los motivos para que sumes a nuestro Dojo, en el Club Atlético Patronato.

Los beneficios son múltiples para cualquier persona que lo practique, sin embargo, en esta segunda parte de la nota, así como en la primera, nos centramos en los beneficios que el Judo tiene para los niños.

Aprenden como defenderse si es necesario: muchos niños sufren bullying físico o verbal y no saben cómo actuar para detener efectivamente ante dicha situación. Con el Judo, los niños aprenden a controlar sus emociones, pero también a cómo reaccionar frente a un ataque. Con ambas herramientas, tanto el autocontrol como la técnica de defensa, los niños aprenden a enfrentar todo tipo de situaciones desfavorables.

Aprenden el valor de competir y esforzarse: en cada entrenamiento van moldeando su carácter y forjando su voluntad, aprenden el valor de competir y esforzarse. El valor de competir sanamente, superándose siempre así mismo, siendo su mejor versión siempre, aprendiendo que son sus propias marcas las que debe de superar y a no compararse. La importancia de esforzarse al máximo se refleja también en otras áreas de las vidas de los niños que practican Judo. Mejora su competitividad escolar, su capacidad creativa y les abre un panorama de posibilidades en lo que se propongan.

Básicamente se podría decir que una vez que los niños aprenden la fórmula esfuerzo + constancia + disciplina, es cuestión de tiempo para que comiencen a ver los resultados de su dedicación. Quizá comiencen a mejorar su técnica y luego a ganar competiciones, lo más importante es que sepan que pueden.

Se vuelven más sociables: al tratarse de un arte marcial que se practica en grupo, los niños comienzan a ser más sociables, a tener mayor consciencia del otro y a proyectar seguridad. Una de las claves para ser sociable es tener autoconfianza, así se puede estar tranquilo en donde sea y con quien sea, si los niños se sienten bien con ellos mismos, lo proyectarán con los demás. Es común que se vuelvan más sociables porque están en contacto con todo un grupo, especialmente en una disciplina como el Judo, donde derribas a tu oponente y estás muy cerca de su cuerpo o sobre él. Se crean lazos de amistad y confianza durante los entrenamientos, pero queda la habilidad para convivir y socializar con quien sea dentro y fuera del tatami.

Te esperamos los martes y jueves desde las 18 horas en el Club Atlético Patronato.

(*) 2° Dan.

Enviar un comentario


UA-41853528-1