Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

El proceso de una sucesión

El proceso de una sucesión

Apertura, declaratoria, inventario y avalúo de los bienes, como parte necesaria. Conforme el Artículo 2335 del CCC, el proceso sucesorio tiene por objeto identificar a los sucesores, determinar el contenido de la herencia, cobrar los créditos, pagar las deudas, legados y cargas, rendir cuentas y entregar los bienes.

El primer paso en toda sucesión es la apertura del proceso a través del proceso correspondiente, que en nuestro foro local, corresponde a los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil y Comercial.

Asimismo, con el escrito inicial, explicando los hechos en los que intentemos valerse – en este caso el fallecimiento de la persona – debemos acreditar este extremo con la correspondiente partida de defunción.

A este hecho, se hace imprescindible acreditar la legitimación activa para iniciar el Sucesorio, para ello, lo fundamental es demostrar tal invocación, ya sea en carácter de  heredero – mediante la partida de nacimiento o acta de matrimonio – y/o acreedor del causante –con el respectivo titulo en el que base esa calidad, y/o Cesionario de los derechos respecto a esa Sucesión.

Es importante entender, que siendo uno de los herederos quien inicie el proceso, tiene la obligación de denunciar en el primer escrito, la existencia de otros con derecho a la herencia o declaración jurada respecto a la inexistencia de ellos.

El primer proveído del V. S. (Vuestra Señoría), será el de mandar a inscribir el Juicio en Registro Público de Juicios Universales (evitando así la apertura de más de una sucesión respecto a la misma persona) y la posterior publicación de Edictos en el Boletín Oficial durante un día y en un diario de mayor tirada por tres días, a los efectos que dentro de los 30 días subsiguientes se presenten quienes consideren con derecho a heredar, es decir, tener vocación hereditaria, a los mismos fines.

Una vez transcurridos los 30 días y acreditados dichos vínculos invocados, el Juez dicta la Declaratoria de Herederos, en relación a todos los herederos o coherederos presentados en el proceso sucesorio (la cual, al ser una declaración de derechos, puede ser ampliada de aparecer un nuevo heredero).

Una vez dictada la correspondiente Declaratoria de Herederos, se debe presentar otro escrito trascendental, minucioso y esencial para el proceso, que es el denominado “Inventario y Avalúo de Bienes” en cual denunciaremos en el expediente los bienes que componen el “Acervo Hereditario”, acreditando la propiedad por parte del causante de cada bien registrable mediante su respectivo titulo (ej. Automotor) y/o Escritura, hijuela o cesiones de Derechos  en el supuesto de tratarse de inmuebles y su respectivas Valuaciones Fiscales (boletas de ATER); y no menos importante, denunciar los créditos y/o deudas que pudieran existir y que componen el patrimonio del causante, a los efectos de determinar una base económica a la Sucesión.

En este punto, y cumplidas las partes necesarias de toda Sucesión, existiendo bienes posibles de los Declarados Herederos o Cesionarios pueden tomar la decisión de Vender por Tracto Abreviado, solicitando a S. S. autorice a un Heredero a suscribir la escritura traslativa de dominio de los inmuebles –previo denunciar comprador y escribano interviniente- y/o de suscribir el correspondiente formulario 08 y toda otra documentación necesaria en los automóviles.

Finalmente, otra opción posible de utilizar por los Herederos cuando no se busca la venta de los bienes, es la de la Partición y posterior Adjudicación por Hijuela a estos, es decir, es una operación procesal, donde presentando en la Partición una serie de requerimiento (plano de mensura, certificado de libre de deuda de mejoras de gas, asunción de deudas que pudieran existir y cualquier otro requerimiento judicial), se finalizara el proceso con un escrito trascendental como lo es la Hijuela, en el que contendrá la transcripción pertinente de los las resoluciones de Declaratoria de Herederos, Inventario y Avalúo, Partición y/o Cesiones que se hubieran realizado), escrito que controlado y firmado por el S. S., será inscripto en el correspondiente Registro, sirviendo de Titulo Dominial (como lo es una escritura por ej.) a todos los efectos.

(*) Abogado para SG Estudio Jurídico.

Enviar un comentario


UA-41853528-1