Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Vida y tango en Finlandia

Vida y tango en Finlandia

Desde la ciudad de Tostado, en la provincia de Santa Fe, Carina vino a Paraná a estudiar en la UNER la carrera de Comunicación Social. Se desempeñó muchos años como diseñadora gráfica pero nunca abandonó su pasión por la danza, que la marcó desde muy chica. Si bien se introdujo en el ambiente a través del folklore argentino, comenzó a bailar tango y le entusiasmó tanto que con un amigo organizaba milongas por Paraná y alrededores.

Viajaba seguido a Buenos Aires a tomar clases con grandes maestros, hasta que se instaló definitivamente allá y se incorporó a la Compañía DNI Tango, donde continuó su búsqueda artística y formación profesional. Hace unos años conoció al bailarín finlandés Arttu Artkoski, y entre coreografías y workshops, nació el amor.

¿Cómo empieza tu historia junto a Arttu?

En 2010 lo conocí en Buenos Aires, y desde entonces fuimos y vinimos entre los dos países. Vivíamos juntos unos meses en cada lugar y otros meses separados. Durante estas estadías tramité una visa provisoria que demandó varios meses de espera por la documentación requerida. Pero cuando apareció Nina tuvimos que decidir dónde asentarnos, así que oficialmente me mudé a principios del año pasado. Como las condiciones laborales eran mejores aquí para ambos, decidimos que nuestra hija nacería aquí. Pude tener los beneficios sociales y de salud de una ciudadana finlandesa y eso es bastante. Ella nació en un hospital público y por suerte todo nos fue muy bien.

¿Cómo es el paisaje urbano donde vivís?

Vivo en la ciudad de Tampere que tiene aproximadamente 300.000 habitantes y está en el centro de la mitad sur del país, eso significa que está en el centro del área más poblada de Finlandia, si tenemos en cuenta que la mitad norte forma parte del polo norte y no está muy poblado. Es una ciudad de edificios bajos, organizada y muy tranquila. El verano y el otoño-invierno son dos experiencias completamente diferentes: el paisaje cambia rotundamente y la gente reacciona al cambio de la naturaleza. Los veranos son una explosión de verdes y flores y las personas son un poco más extrovertidas y alegres. Este fue mi primer otoño aquí y vi que gran parte del día había sido devorado por la noche. La mayoría de los días está nublado y hace frío. Pero ante las primeras nevadas, el paisaje se pone blanco, es muy hermoso, la nieve refleja la luz y todo se aclara.

¿Cómo son las personas y las costumbres?

La gente en general es respetuosa, reservada y un poco introvertida. Yo tengo la suerte de moverme en el ámbito del tango, donde las personas son más relajadas y flexibles. Extraño mis amigos, el idioma y moverme como pez en el agua en esos espacios. Aunque en casa hablamos español cotidianamente con mi pareja, afuera me comunico en inglés. Mi pareja habla finés con nuestra hija Nina y yo español.

¿Qué te gusta y qué no te gusta de la ciudad?

Me gusta la tranquilidad y la libertad con la que puedo andar por la calle. Andar en bicicleta con mi hija y que los autos frenen para darnos paso, ¡esa fue una grata sorpresa! No me gusta lo estructurado de las agendas, si quiero visitar a alguien no puedo pasar por su casa a tomar unos mates como en Argentina. Tengo que programar el encuentro bastante antes, extraño la falta de espontaneidad y la improvisación, resolver en la inmediatez. Los argentinos somos maestros en eso y para mí es una de las cosas que me hace feliz.

¿Cómo se reparte tu día entre el trabajo y el tiempo libre?

Doy clases grupales de tango, y voy a yoga y a ballet. Además estoy estudiando el idioma finés en la universidad de Tampere. Mi tiempo libre es de Nina y con ella vamos semanalmente a un centro de niños de la municipalidad donde participamos en un grupo de introducción a la música. Cantamos, bailamos y siempre aprendemos algo nuevo. También visitamos un centro de arte gratuito donde los chicos pueden jugar, pintar y disfrutar de las diferentes exhibiciones.

¿Qué opinás de tu presente y qué planes tenés a mediano plazo?

Ahora estoy dedicada a ser mamá full time, estar con Nina y disfrutarla al máximo ya que no tengo un trabajo que me demande mucho tiempo diariamente. Estoy contenta y me siento afortunada de poder hacerlo. Desde diciembre, como cada año, volvemos a Argentina por tres meses y trabajo en la Escuela DNI Tango. También aprovechamos este tiempo para estudiar y tomar clases, seguir creciendo como bailarines y profesores. Aunque para los amigos finlandeses nos escapamos del crudo invierno, el motivo principal del viaje es ver a mi familia y mis amigos. Me cargo las pilas de afecto y vuelvo.

 

Enviar un comentario


UA-41853528-1