Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Síndrome de ojo seco (SOS)

Las lágrimas tienen un insospechado protagonismo en la salud visual. No solo posee sustancias que protegen el ojo de infecciones asociado con el “barrido” de gérmenes que sucede durante el pestañeo, sino que se encargan de la lubricación de la superficie ocular, fundamental para evitar síntomas y obtener una superficie ocular perfectamente lisa para ver con la máxima definición.

Causas

  1. El paso de los años modifica la producción de lágrimas. Normalmente disminuye con la edad y un importante porcentaje de personas mayores lo sufren.
  2. Cambios hormonales en mujeres: el embarazo, los anticonceptivos orales y la menopausia pueden contribuir.
  3. Factores ambientales: la contaminación ambiental, climas secos con viento y mucho sol, el polvo, el humo, los gases y el agua de las piscinas entre otros, propician su aparición. La vida moderna también lo favorece al incorporar la climatización artificial (los sistemas de aire acondicionado/calefacción), las luces brillantes, el trabajo excesivo de cerca o con ordenadores, etc.
  4. Uso de lentes de contacto.
  5. Enfermedades generales: las enfermedades del colágeno y reumáticas en general, rosácea,  enfermedades tiroideas, etc.
  6. Enfermedades oculares: disfunción de las glándulas de Meibomio, conjuntivitis alérgicas, conjuntivitis crónicas en general, uso prolongado de medicación oftalmológica (glaucoma), infecciones severas de la conjuntiva (adenovirus).
  7. El Síndrome de Sjögren es una enfermedad del sistema inmunológico caracterizada por la inflamación y resequedad de las mucosas.
  8. Efectos secundarios de medicamentos.
  9. Factores dietéticos: la hipovitaminosis A

Síntomas

– Enrojecimiento

– Visión borrosa o inestable

Picazón/prurito

Sensación de cuerpo extraño (de arena o arenisca) particularmente al despertar en la mañana

Sensibilidad a la luz

Dolor en los ojos o alrededor de los mismos

Ojos cansados

Disminución en tolerancia a lentes de contacto

Boca o garganta seca

Ojos llorosos

 

Tratamiento

El tratamiento sintomático está basado en la aplicación de agentes lubricantes (lagrimas artificiales). Éstos se presentan en forma de gotas o geles de aplicación permanente con intervalos pautados por el profesional de acuerdo a la magnitud del caso.

Además, los inmuno-moduladores como la ciclosporina, se presentan con el tratamiento de elección ante un fenómeno causado por una respuesta inmunológica defectuosa. La duración de este tratamiento varía.

Los Punctum Plug (oclusores de los puntos lagrimales inferiores) están diseñados para  mantener más tiempo las propias lágrimas y los lubricantes tópicos en contacto con el ojo. Son de silicona, de fácil aplicación y pueden ser permanentes o reabsorbibles. Su colocación es totalmente indolora y no requiere anestesia. Se colocan solo en el punto lagrimal inferior dejando permeable el superior.

 

(*) Especialista en Oftalmología – MP: 6216

También te puede interesar

 

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1