Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Salud y mimos para nuestras mascotas

Salud y mimos para nuestras mascotas

Juan Ignacio Quinodoz es médico veterinario especialista en kinesiología y fisioterapia. Atiende a perros y gatos que sufrieron accidentes, fueron intervenidos quirúrgicamente o poseen enfermedades propias de la vejez.

La kinesiología y fisioterapia para mascotas es una rama relativamente nueva entre las distintas especialidades veterinarias. Juan Ignacio es el único que la ejerce en Paraná en un local ubicado en calle Libertad 448, Veterinaria Salta Violeta. “Lo bueno es que está cambiando un poco el paradigma del veterinario. Antes había que hacer de todo, de hecho, es algo que todavía pasa en los pueblos, pero por suerte dentro de las grandes ciudades se va viendo la especialización. Es algo muy positivo porque uno puede avocarse a hacer lo que más le gusta y se puede trabajar interdisciplinariamente, que es lo ideal”, afirma.

La terapia se recomienda para distintos momentos que transiten las mascotas. Uno de ellos es la vejez, época en que se puede brindarles una mejor calidad de vida sobre todo si poseen enfermedades degenerativas propias de la edad y sufren de dolores articulares. También se aplica ante postraumas, en caso de que sufran accidentes de tránsito o de cualquier tipo que puedan perjudicarles la columna, y en momentos postquirúrgicos, luego de cualquier cirugía traumatológica. “Lo ideal es que después de las 48 horas se inicie una rehabilitación. Lo antes que se pueda arrancar es fundamental para poder devolver la armonía a los cuerpos”, recomienda el especialista. Se atiende a todo tipo de perros y gatos, sin importar el tamaño ni la edad.

El tratamiento

Se puede trabajar en dos grandes ramas: la masoterapia y los ejercicios, que consisten en la manipulación del animal mediante la técnica de masajes y movimientos pasivos, semipasivos o activos, dependiendo de la respuesta que tenga el animal, y con agentes físicos específicos, como lo son la aplicación de láser, magneto, fotoled, electroestimulación, electroanalgesia y ultrasonido. “Dentro de todas esas posibilidades de trabajo se plantea un objetivo de tratamiento. Al principio se aplican masajes y movimientos pasivos, ya con activación de los equipos de agente físicos. Después se incorporan ejercicios semiactivos y posteriormente activos, como podrían ser la natación, las caminatas en suelos blandos como la arena o el saltado de vallas, todo dependiendo de la patología que posea el animal y de cómo vaya evolucionando”, explica Juan Ignacio.

Los pacientes se atienden generalmente dos veces por semana y la duración de cada tratamiento depende de cada caso particular. Hay mucho trabajo y muchos pacientes. “Como complemento del tratamiento generalmente el clínico receta la medicación pertinente y yo recomiendo cómo debe ser el reposo y el manejo en el hogar, haciendo hincapié en cómo manipular a las mascotas y qué comportamientos se deben evitar”, cuenta el especialista.

Diagnóstico

Del mismo modo en que se trabaja con las personas, al momento de diagnosticar y prescribir un tratamiento se utilizan todos los métodos diagnósticos. “En Paraná todavía no hay resonancia magnética para animales, sí en Rosario o Rafaela. Se hacen radiografías simples, de contraste o mielografías para determinar cuáles son los daños. También se trabaja con signología analizando qué sensibilidad tiene la mascota o la ubicación de sus miembros en el espacio. Por suerte, la medicina veterinaria ha ido avanzando y está mucho más cercana a los avances que ha conquistado la medicina humana”, asegura Juan Ignacio.

Costos

La primera sesión, de examen y diagnóstico, tiene un costo de 400 pesos. Las posteriores tienen un valor de 250 pesos.

Vías de contacto

  • Dirección: Libertad 448, Paraná.
  • Teléfono: (0343) 4217565.
  • Facebook/Instagram: Veterinaria Salta Violeta.

También te puede interesar

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1