Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Primavera, la promesa viviente

Primavera, la promesa viviente

Las semillas que fueron sembradas en agosto comienzan a brotar, siguiendo el llamado caluroso del sol, se abren paso en la tierra para mostrarnos sus primeras hojas. De esta manera vemos cómo nuestros sueños se abren camino hacia el universo manifiesto. Comenzamos a sentir, sin saber por qué, “que sí, se puede”, “que sí, quiero”, y vemos posibilidades donde antes sólo veíamos oscuridad profunda.

La primavera nos trae esas brisas cálidas que parecen hablarnos de otras tierras y de otros tiempos, nos trae el encuentro, la amistad, el enamoramiento, la nochecita estrellada. La primavera es promesa viviente, no hay nada feo en el universo, no existe lo infértil, todo tiene color, todo tiene brillo, todo es luz y nacimiento.

Si aún no has sembrado, la primavera es tan generosa que te dice: “¡Dale, te espero!” contagiate de la energía circundante, dejá que la alegría entre en tu cuerpo, desfruncí el seño y dejá de preocuparte, recordá que cada cosa tiene su tiempo, soltá tu cuerpo, danzá, bailá, sacudí cada fibra de tu ser, sentí las campanitas del despertar llamándote. Sembrá las últimas semillas que te hayan quedado, siempre con alegría, con amor y con confianza, creyendo en vos y en que en primavera vuelven las golondrinas a la Plaza de Mayo como reafirmando que la fiesta está por comenzar, cree en vos y en la primavera donde las flores explotan de mil colores como mil posibilidades de ser distintas, pero cada una en sí, la más bella.

Parate frente al espejo, y suavemente inspirá, despegá los labios de la boca, dejando entrar un hilo de aire en tu ser, inspirá nuevamente y abrí más la boca, entrecerrá esta vez los ojos y comenzá a sacudir el cuerpo pronunciando un “ja” entrecortada, que el sonido salga desde el estómago, abrí más la boca, y contraé las mejillas hacia arriba, abrí un poco más los ojos, mirate en el espejo y volvé a sacudir el cuerpo repitiendo “ja-ja-ja” mirate en el espejo. Te verás tan ridículo que no pararás de reír en días. Jajajaja, esa es la alegría interna abriéndose paso de cualquier manera, reírse de uno mismo es reírse doble. Ya soltá todo tipo de estructura y a mover los pies, entragate al movimiento y simbrá todo aquello que deseas, echá al viento tus más profundos deseos y dejá que sea este el que lo deposite suavemente en tierra fértil.

Feliz primavera, feliz vida de colores, mis bendiciones, Zulma.

Espero tu consulta para las cartas del tarot, con nombre y fecha de nacimiento, haz una  pregunta concisa o elige un tema a consultorio@mujeresdivinasweb.com

(*) Zulma Moreyra
– Tarotista.
– Sacerdotisa de la Cruz del Sur.

También te puede interesar

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1