Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Plisados, la moda que volvió

Plisados, la moda que volvió

Los plisados regresaron con fuerza y se pueden ver en todos lados, especialmente en faldas a la rodilla o maxis. También aparecen en blusas, vestidos de todos los largos y chaquetas con diseño vanguardista.

Las mujeres más audaces se animan a llevarlos en pantalones bien amplios, pero es un estilo que hay que saber combinar muy bien y no es para todos los cuerpos ya que los pliegues tienden a ampliar la figura.

Para las que no quieren llevar un look total plisado, también son tendencia los pliegues en los cuellos, ruedos y puños. Las fanáticas de la moda pueden llevarlo en versión “total plisados” mientras quienes sólo quieren incorporar este nuevo capricho pueden combinarlo con telas planas. Los plisados que son infaltables en el guardarropa son los metalizados, tanto en oro como en plata que son los que se imponen.

Para usar este look siempre hay que tener en cuenta que el efecto de rayas verticales harán lucir a la mujer más alta y no más delgada, dependiendo el corte y diseño de la vestimenta. Es por eso que hay que tener en cuenta varias opciones de cómo se puede usar y de qué forma favorece a cada
cuerpo.

Los vestidos para estilizar la figura son aquellos en los que el plisado empieza debajo de la cintura y que son de una tela ligera. También se puede usar el plisado en tela estampada que es una de las últimas tendencias de este tipo de tela.

En caso de querer disimular la pancita y caderas, la recomendación es lucir un tipo de diseño imperio y que el plisado empiece justo a la altura del ombligo. Una opción que aporta un toque sexy en los vestidos que son todos plisados, es que la parte alta sea escotada y que forme líneas transversales para estilizar y marcar la cintura.

Si el estilo es más moderno, una buena alternativa es que el plisado esté presente en un diseño vanguardista en la parte alta del vestido. Y puede aparecer el plisado en líneas verticales en la parte baja del mismo. Otra opción es utilizar la parte baja de la falda con un corte corto en la parte delantera y largo en la trasera para que el plisado tenga otro tipo de movimiento irregular.

En las faldas, ya sean cortas o largas, se recomienda portar un cinturón grueso para marcar la cintura. Otra propuesta es portar una blusa cuyo largo llegue a la altura de la cadera y que se marque la cintura con un cinto delgado.

El plisado de la falda puede ser en telas estampadas, y para que luzca mejor se recomienda que sea tres cuartos o larga. La falda se puede elegir como un modelo de un color llamativo y contrastando con el color de la blusa en un color claro.

Toda opción es válida a la hora de elegir este tipo de diseños que, si están bien combinados, son cómodos y muy elegantes.

(*) Para Divina Marquesa Alta Costura.

Enviar un comentario


UA-41853528-1