Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Pies descansados

10 pasos fáciles y desde la comodidad de tu casa

1. Consiente tus pies. En un recipiente con agua caliente, colocá tus pies por 10 minutos, añadí sal o aceite esencial para ablandar las asperezas.

2. Retirá asperezas. Con ayuda de una piedra pómez o un quita callos eliminá las durezas, callosidades y suavizá los talones.

3. Limá las uñas. Después de eliminar las asperezas, limá las uñas en forma cuadrada sin dejar picos, si están largas cortalas sin dejarlas muy cortas.

4. Cutículas. Empujá las cutículas hacia atrás y luego, con un pequeño cepillo mojado, repasá el área donde tu uña se encuentra con la piel.

5. Humectá tus pies. Aplicá una cantidad generosa de crema humectante para pies o alguna crema de tu gusto, dejando que se absorba.

6. Masajealos. Los pies son nuestro vehículo diario por eso es necesario consentirlos de vez en cuando. Aplicá aceite esencial o crema humectante y empezá del talón hasta llegar a los dedos.

7. Cuidá tus uñas. Aplicá una capa de fortalecedor de uñas para mantenerlas sanas.

8. Zapatos apretados. Evitá a toda costa usar zapatos que lastimen tus pies, lo recomendable es usar zapatos cómodos en los que tus pies queden perfectos sin sentirlos apretados.

9. Andar descalzo. El mejor ejercicio es andar descalzo, puede ser el suelo de tu casa o el césped, es un magnífico masaje para los pies.

10. Medias. Si utilizás medias evitá que estén demasiado ajustadas ya que dañan la circulación, utilizá medias de algodón o lana que no lastimen tus pies con figuras que causan roces.

Con estos pasos seguro conseguirás mimar a tus pies y crear un buen hábito para lucirlos bellos el próximo verano.

También te puede interesar

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1