Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Mujeres no tan modernas

Mujeres no tan modernas

Allá lejos y hace tiempo quedaron las abuelas que estaban en la casa bordando, cocinando, intercambiando recetas, decorando la casa y arreglando las plantas, como inmersas en un gran curso de artesanos que les proponía un reality de Utilisima. Hoy en día las mujeres salen a ganar la calle, a pelear codo a codo con propios y ajenos espacios de poder y de responsabilidades, trabajan, deciden, disputan, dirigen y como si fuera poco buscan un hombre que las entienda, las acompañe, les colabore, se case y les de una familia feliz ¡¡¡ ufff !!!

Suena lógico que de ahí se desprenda la frase que escucho tanto “¿Dónde están los hombres?”, creo que huyendo como el diablo de una cruz, tanto espacio ganado terminó por asustarlos y desconcertarlos, los hombres dependíamos de las mujeres, para comer, vestirnos, comprar y para todo y tanto feminismo que acabó llenándolas de deberes, termina dejándolas muertas al final del día, argumentando mil causas de su cansancio y con mas dolores de cabeza que los que se esperan, condenándolas al calabozo de una soledad crónica.

Pero hay que reconocerles que en el plano afectivo no se dan por vencidas, y clavan lanzas a la hora de la conquista, saliendo a ganarse el mundo con cuchillo en liga, merecedoras de un premio al remo por el laburo que le damos, aunque sabrán entender que por algunas colegas suyas muchos hombres es entendible que se escapen, en la historia de ninguno falta una psiconovia que después del primer sábado y con solo haberse pasado el teléfono ya te cree de su propiedad, te aparece en el trabajo con un osito, te llama a toda hora y te persigue por cuanta red social hay; o la que padece síndrome de matrimonio crónico, típica Susanita que pide fecha en el registro civil después del primer café porque leyó en tus ojos que sos el hombre de su vida, o la irresuelta que no se desprende de lo que le han hecho, no avanza y te atosiga hablando de su ex.

Los hombres, no somos tontos, aunque nos encanta hacérselos creer, reconocemos el esfuerzo de ese ritual absurdo que las hace intentar verse flacas como escobas, pero con curvas firmes, matándose en el gimnasio a punto de morir de hambre y padeciendo complejo de radiador viejo que toma agua todo el tiempo, con el pelo impecable, depiladas, perfumadas y controlando las canas, la ropa, los zapatos y los accesorios, además del celular, la compu y hasta los problemas que no les pertenecen.

No queremos esclavas modernas, bajen un poco la guardia que hay muchos hombres que quieren tratarlas como reinas, abrirles la puerta, correrles la silla, mandarles flores y hacerlas sentir valoradas y queridas. Entonces ante la pregunta ¿Dónde están los hombres? agreguen a sus tareas del día un espacio para jugar a que son simplemente Mujeres de hoy pero como en los viejos tiempos y verán que alguien les responderá “acá estoy“.

También te puede interesar

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1