Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Los ojos frente a la invasión tecnológica

Los ojos frente a la invasión tecnológica

Los cambios de hábitos que el avance tecnológico ha generado en nuestras vidas, no pasan inadvertidos para nuestros ojos. Aunque no dañan permanentemente la visión, puede ser muy molesto causando disconfort con la consiguiente pérdida de rendimiento en las actividades.
El nuevo medioambiente en el que estamos inmersos se encuentra “artificializado” con equipos de aire acondicionado, calefacción, ventiladores y luces artificiales dentro del cual pasamos horas frente a monitores y pantallas de todo tipo, así como celulares y otros artículos de avanzada. En este contexto, la computadora proyecta imágenes en pixeles diminutos y aunque sea imperceptible, estos pixeles están en constante cambio y los ojos deben reenfocar continuamente mientras se encuentre frente a la pantalla. Este ajuste casi permanente es en gran medida el causante de los síntomas.

Síntomas
Enrojecimiento en los ojos, ardor, sensación de cuerpo extraño, fatiga, sensación de ojo seco, dificultad de enfoque, visión borrosa o doble, alteraciones en la percepción del color, lagrimeo, malestar con el uso de lentes de contacto, dolor de cabeza, cuello, hombros y espalda.
Habitualmente las molestias aparecen después de varias horas de trabajo con el monitor y puede estar vinculado con disminución de la frecuencia de parpadeo, mala iluminación del área de trabajo, posición y distancia corporal incorrecta frente al monitor o teclado, problemas visuales preexistentes como ojo seco o alergias, defectos refractivos (que requieren uso de lentes) preexistentes mal o no corregidos, reflejo en la pantalla del computador (por iluminación incorrecta de ventanas o luz artificial).

Recomendaciones

1- Posición correcta del monitor:
– El monitor debe estar a una distancia mayor de 50 cm de sus ojos y a una altura de 15 grados por debajo de la horizontal de sus ojos. El borde superior de la pantalla no debería estar por encima de la altura de los ojos.
– Utilice un monitor de buena resolución y manténgalo limpio.
– Ajuste el brillo y el contraste de la pantalla a una intensidad confortable para usted, en la que las letras sean fácilmente leídas.
– Utilice fuentes de luz ubicadas a su espalda o sobre sus hombros. De ninguna manera debe reflejar sobre la pantalla.
– Ubique el monitor perpendicular a las ventanas u otras fuentes de luz. Si viniera desde atrás se vería como a “contraluz” y disminuiría el contraste al observar la pantalla.
2- Utilice lentes con filtro y tratamiento antirreflejo, aunque no exista un defecto visual que requiera el uso de lentes permanentes.
3- Descanse periódicamente sus ojos
– Parpadeo: la frecuencia de parpadeo se reduce de 4 a 5 veces por minuto, esto dificulta la adecuada lubricación ocular.
Descanse sus ojos periódicamente. El ojo está ”diseñado” para ver de lejos y la visión cercana implica esfuerzo y consumo de energía. No está mal pensar en un recreo de 5-10 minutos cada hora.
– Que su médico le indique lubricantes oculares para reducir o prevenir los síntomas de ojo seco.
4- Examen oftalmológico anual.

También te puede interesar

 

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1