Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Lavanda, perfume en armonía

Lavanda, perfume en armonía

La lavanda es una de las plantas madres de mi herbolario, en varios rincones de mi jardín crece una, es común dos veces al año encontrar ramajes colgados en algún lugar aireado y con sombra.

Esta planta fue la primera con la que experimenté, conocía sus propiedades.  En cuanto tuve espacio y capacidad fue la primera planta que coseché y comencé a elaborar a través de ella perfumes y pequeñas bolsitas de adorno para la ropa. A mis hijos y algunos sobrinos les he tejido estas bolsitas para colgarlas en la cuna y que tengan dulces sueños, la lavanda es inductora de sueños tranquilos, trae armonía y calma,  también es buena para los trastornos de ansiedad y antidepresiva. Se usa para niños, bebés y también para adultos. Suelo recomendar baños de lavanda y té (1) para las personas con stress y dolores de cabeza o contracturas.

Con el correr del tiempo comencé a preparar tintura madre, y ahí pude captar más las propiedades de mis plantitas. Descubrí que la lavanda que viene del norte de África y del mediterráneo europeo, ha sido usada por los lugareños desde hace siglos como anti bacteriana y viricida, contra piojos, pulgas, sarnas y polillas desde hace mucho tiempo. Comencé a experimentarla en unas gotas en el shampoo de mis perros, y rociando sus cuchas obteniendo excelentes resultados, por supuesto, que como toda planta hay que usarla con constancia para ver sus resultados.

La lavanda conserva su aroma por mucho tiempo por lo que puede usarse en adornos como flores secas en toda la casa, en cremas sirve para aliviar picores y dolores de tipo reumáticos y alivia quemaduras.

(1) La lavanda no es tóxica pero como toda planta no deben consumirla niños menores de 2 años ni embarazadas, tampoco personas con enfermedades de hígado o intestinales ni con enfermedades neurológicas como epilepsia o parkinson. Si pueden usarla como aromaterapia, pero no consumirla.

Lavanda (lavándula officinalis o lavándula angustifolia), es un arbusto de tallos leñosos, ramas de espigas alargadas y flores de color entre azules y lilas.

Tiene propiedades antiinflamatorias y sedantes, es antiséptica y astringente, como ya dijimos es antibacteriana y antivírica,  es muy buena en infecciones vaginales (baños de asiento).

Baño de descarga

Ideal para los momentos en que la ansiedad o angustia te gana. Preparamos un tecito de lavanda, romero y ruda. Cuando lo tenemos listo le echamos un chorrito de vinagre.

Preparamos el baño, un momento especial para soltar y descargar las malas energías, prender una vela, sahumerios u hornillo de lavanda o menta, ambientar el baño para la ocasión, y si hay bañera echamos el preparado en esta y si no hay nos enjuagamos con el té desde la cabeza a los pies, frotando con la mano con movimientos circulatorios en sentido contrario a las agujas del reloj, detente en esos lugares que pesen mas, como hombros, cabeza, panza, coxis y pies. Siente y piensa que se desprenden de ti las preocupaciones, las angustias y los miedos. Disfruta de la vida.

Luego date unos suaves golpecitos en la piel para reactivar la corriente de sangre en la piel y listo para salir del baño. Si puedes toma una rica infusión de naranja y miel y a la cama, los sueños reparadores harán el resto. Por la mañana despertarás con energía renovada y más liviana.

 

(*) Zulma Moreyra. Tarotista y Sacerdotisa de la Cruz del Sur.

También te puede interesar

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1