Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Dientes con manchas

Dientes con manchas

La aparición de manchas en los dientes es uno de los síntomas de alteraciones en el esmalte, problema que no debemos ignorar porque puede ser la señal de otros trastornos dentales.

Cuidar la salud bucal, empezando por una correcta higiene y las visitas periódicas al dentista, es la mejor garantía para conseguir una boca sana y fresca. No siempre le prestamos la debida atención hasta que aparecen los primeros problemas – dolor de muelas o encías, leve sangrado al cepillarnos los dientes o la aparición de caries –, olvidando que, en ocasiones, los trastornos bucodentales avanzan en silencio, sin que apenas notemos molestias que nos alerten.

Si revisamos nuestros dientes vamos a poder detectar señales que es posible percibir a simple vista y que pueden aportarnos una valiosa información sobre la salud bucodental.

  • Dientes con manchas amarillas: Los dientes con manchas amarillas, y algo traslúcidos en los bordes, junto con las punzadas al tomar alimentos fríos, calientes o muy dulces (sensibilidad dental) son dos de los síntomas más comunes de las alteraciones en el esmalte. Entre las causas del deterioro del esmalte se incluyen la abrasión – un cepillado agresivo -, la presión excesiva al rechinar los dientes – bruxismo – o la erosión producida por algunas sustancias como alimentos ácidos (limón, vinagre, bebidas energéticas, jugos de frutas), algunos productos blanqueantes o los ácidos gástricos (sobre todo en caso de vómitos frecuentes, como ocurre en el caso de los embarazos o en trastornos de alimentación como la bulimia).
  • Dientes con manchas marrones: El hábito de fumar, o el excesivo consumo de café, también pueden manchar los dientes, con la aparición de unas características manchas oscuras, generalmente de tonos marrones. Pero los dientes con manchas oscuras también pueden ser síntoma de problemas en las encías, por la acumulación de sarro. Tanto el tabaco como el café y el alcohol contribuyen a la formación de placa bacteriana o alteran el equilibrio de las bacterias que hay en la boca.
  • Dientes con manchas blancas: La decoloración de los dientes, con manchas blancas que se van oscureciendo progresivamente, puede ser síntoma de caries. Las bacterias que se acumulan en la boca degradan los restos de alimentos y los transforman en ácidos que atacan el esmalte y lo perforan. Es lo que se conoce como caries.

Tratamiento

Para prevenir la aparición de las manchas hay que mantener una correcta higiene bucal. Lavarse los dientes después de cada comida y someterse a una limpieza profesional, al menos, una vez al año. El cepillo, tanto si es manual como eléctrico, debe ser de fibras suaves para no agredir al esmalte ni las encías, y renovarse cada tres meses. El dentífrico se aconseja que tenga flúor, aunque si se trata de un problema bucal específico es posible que el dentista recomiende un producto especial.

(*) Odontólogo.

 

Enviar un comentario


UA-41853528-1