Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Cosecharás tu siembra

Cosecharás tu siembra

Lo sepas o no, hayas sido consciente o no de tu siembra, todos en este tiempo cosechamos y, cuidado porque como dice el dicho: “cosecharás tu siembra”. Piensa qué has sembrado en tu camino, ve hacia atrás y recuerda ¿Qué semillas elegiste para este ciclo? Si sembraste amor, trabajo y alegría la cosecha será buenísima, en cambio si sembraste dolor, soberbia o solo quejas, tal vez la cosecha no será la mejor.

Mira a tu alrededor, observa la naturaleza, está en plena época de maduración, y así están tus frutos. Comienza a cosechar, a recibir, permite que la abundancia se apodere de este momento de tu vida, cree en lo que sembraste y cuidaste, cree en tu poder de labrador de tu propia vida. claro que hay tiempos de arduos trabajos, pero también hay tiempos de grandes recompensas, entonces en este tiempo toma lo que te pertenece, lo que te has ganado y disfruta, guarda y comparte con quienes menos tienen.

Si sembraste tomates, disfruta de tu recolección colorida, no obstante si sembraste cardos también deberás hacerte cargo de esta cosecha. Podrás aprender la lección y la próxima vez serás mas cuidadoso con las semillas que siembres y si la cosecha es poca sólo chequea donde falló tu atención o cuidado.

La abundancia se nos muestra de muchas maneras, todo depende de los valores y necesidades de cada uno. Puede ser dinero, casa, amor de pareja, amigos, más trabajo y más dinero, mucha comida o muchos momentos de alegría.

Piensa en un zapallo, un solo fruto de zapallo ¿Cuántas semillas contiene? ¿Cuántas posibilidades hay en él? Pensaste alguna vez  ¿En cuántas veces se puede multiplicar un zapallo? Cada semilla que está en su interior se convertirá en una planta y cada planta, en varias flores que luego se convertirán en frutos, en muchos más frutos que el zapallo original.

Si fuiste consciente de la semilla sembrada o crees haber elegido bien, cierra los ojos, déjate llevar por el sonido del otoño, respira profundo y llénate de sus olores dulzones y húmedos, abre tus sentidos mas sutiles y siente como la abundancia te rodea, siente como los frutos se te abren coloridos y jugosos, todos para vos. Imagínate como el dinero llega a tus manos, como llega esa casa o ese reconocimiento que tanto esperabas, vívelo como si fuese real porque cuando abras los ojos así será. Y cuando los tengas en mano, festeja, brinda, ríe, baila y disfruta de tus logros, nunca los dejes pasar como algo así al pasar, siempre, siempre festeja un logro por mas pequeño que sea, porque nunca se sabe, tal vez este pequeño logro, sea el zapallal de mañana.

Mis bendiciones para los labradores de la vida.

 

(*) Zulma Moreyra. Tarotista y sacerdotisa de la Cruz del Sur.

 

También te puede interesar

 

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1