Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Conocé cuáles son los cuidados en úlceras venosas

Conocé cuáles son los cuidados en úlceras venosas

Las úlceras venosas pueden ocurrir cuando las venas en las piernas no impulsan la sangre de nuevo hasta el corazón tan bien como deberían hacerlo. La sangre se represa en las venas, acumulando presión. Sin tratamiento, el aumento de la presión y el exceso de líquido en la zona afectada pueden causar la formación de una llaga abierta. Conocé qué cuidados debés tener.

La mayoría de las úlceras venosas se producen en la pierna, por encima del tobillo. Este tipo de herida puede ser lenta para sanar.

Causas

Las venas en las piernas tienen válvulas unidireccionales que mantienen la sangre circulando hacia el corazón. Cuando estas válvulas se debilitan, la sangre puede devolverse y represarse en las piernas, esto se llama insuficiencia venosa. El exceso de líquido provoca que la presión de la sangre se acumule en las piernas. El aumento de la presión y la acumulación de líquido impiden que los nutrientes y el oxígeno lleguen a los tejidos. La falta de nutrientes provoca la muerte celular, dañando el tejido, y se puede formar una herida.

Cuando la sangre se represa en las venas de la parte inferior de la pierna, el líquido y las células sanguíneas se escapan hacia la piel y otros tejidos. Esto puede causar piel delgada con picazón y conducir a cambios en la piel, conocidos como dermatitis por estasis. Esto es un síntoma inicial de insuficiencia venosa.

Otros síntomas

  • Hinchazón, pesadez y calambres en las piernas.
  • Piel endurecida y de color rojo oscuro, morado, marrón (esta es una señal de que la sangre se está represando).
  • Picazón y hormigueo.

Signos y síntomas de las úlceras venosas

  • Úlcera superficial con una base roja, a veces cubierta por tejido amarillo.
  • Bordes formados irregularmente.
  • La piel circundante puede estar brillante, tensa, tibia o caliente y descolorida.
  • Dolor de pierna.
  • Si la úlcera resulta infectada, puede tener un mal olor y puede drenar pus de la herida.

Los factores de riesgo para las úlceras venosas abarcan: Venas varicosas, antecedentes de coágulos sanguíneos en las piernas (trombosis venosa profunda), la obstrucción de los vasos linfáticos -lo que causa la acumulación de líquido en las piernas- hinchazón en las piernas, la edad avanzada, ser mujer o ser alto, antecedentes familiares de insuficiencia venosa, obesidad, embarazo, tabaquismo. Además, sentarse o pararse por períodos prolongados (generalmente por el trabajo), fracturas de huesos largos en las piernas u otras lesiones graves, como quemaduras o daño muscular.

Cuidados básicos

  • Mantené la herida limpia y vendada para prevenir la infección.
  • Mantené secos el vendaje y la piel alrededor. Tratá de no humedecer mucho la piel alrededor de la herida. Esto podría ablandar el tejido sano y expandir la herida.
  • Antes de colocar un vendaje, limpiá bien la herida, según las instrucciones de tu especialista.
  • Para ayudar a tratar una úlcera venosa, hay que mejorar la circulación a las piernas.
  • Usá medias de compresión o vendajes según se indique. Estos ayudan a evitar que la sangre se represe, reducen la hinchazón, ayudan con la cicatrización y reducen el dolor.
  • Poné los pies por encima del nivel del corazón tan a menudo como sea posible.
  • Caminá o hacé ejercicio todos los días.
  • Estate activo, esto ayuda a mejorar la circulación.
  • Ciertos cambios de estilo de vida pueden ayudar a prevenir las úlceras venosas.

(*) Flebología, Clínica Médica – MP: 10.210

Enviar un comentario


UA-41853528-1