Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Casas racionalistas

Casas racionalistas

En la actualidad la gente busca que su propiedad sea funcional, práctica y que no tenga metros cuadrados de más. Una de las demandas más usuales del público en general es que los espacios interiores logren ser flexibles, es decir, mejorar al máximo los espacios integrando los ambientes y promoviendo la comunicación de sectores en los cuales se consiguen espacios mucho más amplios en menor cantidad de metros cuadrados.

De este modo una habitación puede cumplir la doble función de ser un área de entretenimientos donde tal vez el cliente pueda instalar allí un home theater o una biblioteca, y a la vez ser utilizada cuando se desee como cuarto de huéspedes.

La técnica racionalista reduce todos los elementos de la vivienda al dimensionamiento correcto según las principales funciones para responder de la mejor manera a las urgentes exigencias de la vivienda popular.

 

Características Físicas

Los elementos de construcción empleados en cantidades como la madera, el hierro, el cristal y metales en general persiguen la idea de simetría, equilibrio y regularidad en el conjunto del diseño. Las cubiertas planas o terrazas y la sencillez de la ornamentación junto con las superficies acristaladas constituyen otras claves del estilo racionalista.

Las casas toman ciertas características de la vanguardia como el alejamiento de la naturaleza en la construcción paisajística de las viviendas. Además se llegó a una configuración sin adornos, desnuda y artificial y se incorporó el abstractismo geométrico.

Se observan también influencias de movimientos como el cubismo y el neoplasticismo en la pérdida de la simetría y en la forma de distribuir los recintos, a partir de la función que cumple cada uno.

Se puede decir que la clave en la arquitectura racionalista está dada por un solo componente: la función. Por ello las construcciones se separan en bloques de acuerdo al orden de importancia y utilidad del recinto.

Esta filosofía prioriza la planificación urbanística sobre la proyección arquitectónica y enfatiza en el aprovechamiento del uso del suelo. Además apela a la sistematización tecnológica industrial y a la racionalidad rigurosa de las formas arquitectónicas.

 

El racionalismo en nuestro país

Si bien el estilo de construcción surge en respuesta a un momento socioeconómico determinado y a una necesidad política de reconstrucción rápida y de poca financiación; en Argentina el empleo de la edificación racionalista no cumplió esos objetivos. Entre las décadas 1930 a 1950 existieron edificios como la famosa casa de Victoria Ocampo que se hicieron a pedido y sin contemplar demasiado la economía, y por otro lado el gusto estético por la nueva tendencia.

Recién en 1927 se generó una política para financiar créditos y compra de materiales y técnicas constructivas para realizar algunos barrios para obreros.

Le Corbusier visitó Argentina en 1930 y trajo influencias a jóvenes arquitectos de Tucumán dentro de los cuales se destaca Amancio Williams quien creó la “Casa sobre Puente”. En esta época se comenzaron a utilizar el hormigón y el acero y se abandonaron las ornamentaciones barrocas para seguir la línea de simplicidad del racionalismo. Se priorizó la lógica y el funcionalismo constructivo.

 

En arquitectura hay cinco puntos básicos sobre los cuales el racionalismo y la construcción moderna se asientan:

1- Edificar sobre pilares externos y establecer una separación notable de la naturaleza. La ventaja es que favorece la circulación de acceso y el ingreso.

2- Dejar la planta libre y separar la estructura vertical de las interiores. Las divisiones dentro de la construcción responderán a los motivos funcionales o espaciales.

3- La fachada libre. El cerramiento exterior del edificio queda libre de huecos y cumple la función de iluminación y vista.

4- Ventanas longitudinales. Proporciona mucha más luz que las formas anteriores de utilizar ventanas ya que la posición apaisada también enmarca el paisaje con amplitud con proyección del espacio interior hacia el exterior.

5- Terraza cubierta. Funciona como filtro entre el interior y el paisaje.

También te puede interesar

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1