Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Bruxismo y atricción: Causas y tratamientos

Bruxismo y atricción: Causas y tratamientos

Las enfermedades bucales están muy relacionadas con los estilos de vida y son consideradas como uno de los principales problemas de salud pública. Hoy hablamos de bruxismo y atrición.

El bruxismo es una patología que se da por movimientos repentinos continuos o espasmódicos de la mandíbula, la cual se produce por el apretamiento y rechinamiento de los dientes, lo cual se evidencia en los desgastes de las superficies triturantes o de corte de los dientes y problemas articulares.

Causas:

  • Alteraciones de la oclusión mandibular: a medida que se desarrolla en el niño la osificación y crecimiento de la mandíbula, pueden generarse trastornos de la oclusión de la boca que, directa o indirectamente, acaben por generar un trastorno de rechinamiento de dientes posteriormente.
  • Trastornos neurológicos: se atribuyen a este grupo algunos casos de bruxismo nocturno, donde pueden presentarse alteraciones de algunos neurotransmisores cerebrales.
  • Trastornos psicológicos o emocionales: muy frecuentemente se considera un trasfondo de estrés o ansiedad asociado a este particular rechinar de dientes.
  • Factores genéticos: puede ser que existan miembros de una misma familia con este problema, hasta en un 50 por ciento de los casos.

Síntomas: estrés y ansiedad. Ruidos articulares (que pueden llegar a ser bastante intensos, e incluso molestar al compañero de cama), dolor de oído (debido a la afectación de la articulación temporomandibular), dolor de cabeza, dolor o inflamación de la mandíbula, desgaste acelerado y prematuro de los dientes, pérdida de esmalte dental, trastornos del sueño. Uno de los síntomas más comunes del bruxismo es la excesiva sensibilidad dental al cepillado o a los alimentos calientes o fríos, debido a que la pérdida de esmalte deja expuesta la dentina a los estímulos mecánicos o térmicos, dolor facial, fracturas dentales, rigidez muscular.

Atrición

Es el desgaste fisiológico que sufren las piezas dentales al paso del tiempo, donde el desgaste dependerá de la mineralización de las piezas dentales, la fuerza masticatoria y la calidad de los tejidos periodontales (encías y tejidos de sostén del diente), se dan en las caras triturantes y bordes cortantes de los dientes.

Causas: se puede decir que la atricción aumenta cuando los músculos de la masticación tienen una alta potencia muscular, también puede ser aumentada cuando existe un edentulismo parcial (pérdida de algunos dientes) o si hay una malposición de los dientes. Otra causa, pero que no es de tipo patológica sino que es fisiológica, es el envejecimiento. Durante envejecimiento dental se produce un desgaste de las zonas incisivas y oclusales de los dientes, los cuales son compensados con la migración mesial de los dientes y la erupción de estos.

Las terapias de la atricción dental se basan, principalmente, en los tratamientos preventivos. Eliminar todos aquellos problemas base que causan la patología. Para luego realizar una restauración dental del desgaste de los tejidos duros, para que la estética y la función puedan ser restablecidas. Gracias a la especialidad de la estética dental los problemas de atricción pueden ser resueltos con éxito, recuperándose de este modo la función de cada diente afectado y mejorando también la estética dental.

(*) Odontólogo.

Enviar un comentario


UA-41853528-1