Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Avances en coronas dentales

Avances en coronas dentales

Si bien estas líneas están orientadas a los avances en los últimos años con respecto a las coronas cerámicas, cabe realizar una pequeña reseña en cuanto a ¿Qué son estas coronas? ¿En qué casos están indicadas? ¿Es posible que se desarrolle caries en una pieza dental que presenta corona?

Las piezas dentarias anatómicamente presentan dos partes: la raíz, que se encuentra dentro del hueso y no la podemos ver, encontrándose recubierta por el ligamento periodontal, el hueso y la encía; y la corona, porción del diente que se encuentra expuesta en la cavidad bucal y es visible.

Patologías dentales que determinan el tratamiento con coronas

Este punto puede abarcar a una o varias piezas dentarias. Las coronas naturales pueden presentar: desgastes prematuros (por parafunsión); desgastes funcionales (se presentan en personas mayores de edad), estos dos primeros puntos son de suma importancia ya que el paciente no lo percibe con facilidad o lo toma con normalidad, puesto que son hechos que se dan en lapsos de tiempo prolongado, provocando una modificación, muchas veces irreversibles, del tercio inferior de la cara, provocando, no solo las modificaciones en la masticación, fonación y, estética bucal, sino que también produce modificaciones en estructuras como: en articulaciones (del cráneo como de la columna cervical, provocando dolores así como también malas posiciones); en músculos (provocando contracturas, mialgias); óseas (se producen adaptaciones patológicas viciosas). Todo esto es producto de las modificaciones en la altura, forma y función de las piezas dentales, ya que son elementos fundamentales en la articulación del cráneo y el tercio inferior de la cara que presenta movilidad.

También podemos encontrar la caries que produce gran destrucción de los tejidos dentales, como ya lo hemos visto en notas anteriores, y es la causa del 90 % de los casos que requieren restauraciones con coronas; anomalías estructurales y del color dental, que no son posibles de modificar con el aclaramiento dental ni con restauraciones estéticas.

Tipos de coronas

Podemos encontrar coronas:

Metálicas, de aleaciones metálicas, son restauraciones excelentes en cuanto a su durabilidad, resistencia a la fractura y desgaste, son utilizadas en niños y en piezas dentales posteriores que no se ven al sonreír.

Metal-cerámicas, presentan un “alma” metálica, donde arriba se carga la porcelana. Años anteriores presentaban la anomalía estética de que se visualizaba un halo gris a nivel de la unión de ésta con la encía siendo, hoy en día, esta dificultad estética resuelta gracias al advenimiento de nuevas porcelanas más resistentes, que permiten terminar con porcelana a este nivel y no con metal. Indicadas en sector anterior como posterior.

Materiales cerámicos, como las porcelanas, presentan el brillo y traslucidez semejante a la pieza dental natural, donde su adaptación es uno de los principales puntos a favor. Son de primera elección en dientes anteriores.

Motivos de cambios de coronas

El principal motivo es la mala adaptación de las mismas que trae acarreado el desarrollo de caries en estos dientes, ya que esta mala adaptación hace de reservorio bacteriano. También puede ocurrir que se desgasten (ya que duran como mínimo 10 o 15 años), o fracturen por algún accidente sufrido por el paciente.

Premisa

Los avances en la composición de las porcelanas y la utilización de nuevos materiales ha optimizado los resultados estéticos, funcionales y de durabilidad de las coronas, siendo casi imperceptibles en comparación con piezas naturales, devolviéndole al paciente la integridad de su cavidad bucal.

(*) Odontólogo.

También te puede interesar

 

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1