Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Noticias que están de moda

Scroll to top

Top

Un comentario

Ariel Tarico, entre los mejores imitadores del país

Ariel Tarico, entre los mejores imitadores del país

A pesar de haber perdido a su papá cuando tenía apenas seis años, Ariel Tarico afirma que él fue su gran influencia en este camino que comenzó a desandar desde chico.
Primero se dedicó al humor gráfico, con caricaturas firmadas bajo el apodo de “Lento”. Quería ser dibujante como su padre, un vendedor de zapatos y animador de shows que imitaba a Ginamaría Hidalgo y a Julio Marbiz, y tenía como hobbie dibujar.

Su primera imitación la hizo durante un acto en la escuela primaria, cuando logró hacer al personaje de Quico. En la secundaria, más de una profesora debió sobrellevar las imitaciones que las tenían como protagonistas; mientras que los campamentos de la escuela Dante Alighieri, los talleres y encuentros de teatro estudiantil le permitieron comenzar con su pasión. Siendo alumno secundario pudo comenzar a trabajar en LT 10 haciendo imitaciones.

Cauto, de bajo perfil, pausado en sus respuestas, se muestra consciente de que el camino que eligió es muy largo, que gran parte de la historia recién comienza y que el esfuerzo y trabajo que tiene por delante es muy arduo.
“No acostumbro a proyectar, dejo que la vida me sorprenda”, le confió a Mujeres Divinas. Quizás por eso, su partida a Capital Federal fue repentina y vertiginosa.

“Tenía mi vida organizada, por la mañana trabajaba en la radio y por la tarde estudiaba locución, pero un día me llamaron para hacer una prueba y me fui, sin pensarlo mucho, sabiendo que ahí era dónde quería estar”.

A 10 años del inicio de la aventura, es protagonista de El Show de la Noticia, con Roberto Pettinato, de lunes a viernes, de 6 a 9, por Fm 100.

Los logros profesionales tuvieron su corolario hace un año, con el nacimiento de su hija Camila, “que me tiene enloquecido de amor”, con la que pasa el mayor tiempo posible y la lleva al teatro cada vez que puede.

“Tuve la suerte de hacer una muy buena experiencia en Santa Fe, trabajando cinco años en la radio, en Canal 13 y haciendo teatro, logré desarrollarme en lo que quería, pero para seguir creciendo y buscar nuevos desafíos se planteó la meta de ir a los medios de Buenos Aires. Acá hay más competencia, son otros los desafíos, se piensa en el rating y en cosas que en los medios del interior no pasan”, reflexionó con un dejo de nostalgia.

 

Con los mejores

En 2004 Tarico desembarcó en Buenos Aires. Llegó recomendado por el columnista de espectáculos de Héctor Larrea, que también era corresponsal de LT 10. En las salidas, empezó a escuchar sus imitaciones y lo sugirió para un casting, lo que le posibilitó comenzar a hacer colaboraciones en algunos programas de Radio Rivadavia. Poco después, surgió la alternativa de arribar a Radio Mitre, a donde mandó un memo, lo llamaron casi de inmediato y comenzó a trabajar en forma estable.

Tuvo la posibilidad de compartir la mesa con Néstor Ibarra, Nelson Castro, Chiche Gelblung, Jorge Lanata y Dady Brieva. Hoy, con Roberto Pettinato consiguió una química difícil de lograr entre dos humoristas.

 ¿Cómo estás atravesando esta etapa de reconocimiento profesional?

Este momento de alta popularidad es una etapa más; es una historia muy larga y hay que saber disfrutar de cada momento. Estoy en una instancia de mucho aprendizaje, por el hecho de hacer teatro y poder cambiar de público todos los fines de semana. Conozco gente distinta, que es lo que me va nutriendo como artista, sobre todo porque cuando termino la obra me doy la posibilidad de charlar unos minutos con la gente; aprovecho para callarme después de haber hablado una hora y media, y escucho qué es lo que me devuelve el público. Cada uno me cuenta su experiencia, cómo y dónde me escuchan; comparten conmigo aspectos de su vida y formo parte de su rutina, por eso trato escuchar lo que me dice el público y ser receptivo, una esponja.

¿Hay personajes que se vuelven un clásico, y siempre te los piden?

Ahora me piden mucho a Maravilla Martínez, que es uno de los últimos y pegó muy bien. Cada tanto sucede que hay personajes que se convierten en infaltables, como los hits musicales. Cuando voy a Santa Fe, siempre me piden que haga a Rogelio Alanís, que es uno de esos personajes que se trasformó en un clásico.

¿Cómo preparás los personajes?

No hay un método de trabajo. Tiene que ver con una cuestión de inflexión, no tiene mucho estudio ni preparación, le pego un tono y lo voy practicando, después lo tiro al aire y veo la reacción de mis compañeros en la mesa, y con ellos se va armando.

¿Cuál es la imitación que más te costó hacer?

La construcción del personaje lleva todo un proceso de trabajo, hay algunos que son más difíciles o que llevan más tiempo, como me pasó con Maradona, que al principio me costaba mucho y después me salió solo, sin practicar tanto.

¿Sos tu peor crítico?

Absolutamente. No me gusta verme, cuando hay material grabado evito mirarme, me genera bastante rechazo.

¿Quién es tu referente en el medio?

Cuando me tocó trabajar con Dady Brieva en la mañana de Mitre, fue un gran consejero. Tomo mucho lo que ha hecho con su carrera humorística, es un tipo muy copado que siempre hizo lo que quiso, y lo tengo como un referente en esta carrera.

¿Qué mirás en televisión?

Soy de hacer mucho zapping, veo desde programas como Bendita TV, pasando por series y películas de HBO. Una de mis series favoritas es la británica Little Britain, con un humor muy ácido, un producto que me gustaría hacer acá, aunque no se puede. Además, me gusta mirar programas de humor de otros países, y para eso uso internet.

¿Qué tipo de lectura preferís?

Me gusta leer libros de historia y biografías de personajes. Suelo meterme en librerías viejas para buscar periódicos y revistas antiguas, porque me gusta trabajar con el archivo. Para los temas actuales, recurro a internet, ya no leo los diarios enteros, busco títulos y hago mi propio resumen.

 

Rutina

Durante la semana, se levanta a las 5.30 para llegar a la radio, donde está hasta las 9. Durante el resto del día graba o hace algunas colaboraciones con los programas de televisión que lo llaman. Los fines de semana, sale de gira con sus personajes. Ahora está recorriendo el Conurbano y la provincia de Buenos Aires.

Con la llegada de Camila, trata de estar todo el tiempo posible con ella y hasta la lleva al teatro. “Estoy más sensible, trato de disfrutarla al máximo, todos los días me sorprende y eso es muy emocionante; cuando está tras bambalinas y me mira mientras actúo puedo ver en ella a la artista que tiene en los genes”, aseguró.

 

En primera persona

-Nombre completo: Ariel Tarico

-Fecha de nacimiento: 9 de junio de 1984

-Signo: Géminis

-Comida preferida: Pescado a la parrilla

-Película: “No soy muy cinéfilo, pero hay muchas que me gustaron, me quedo con El Padrino”

-Cábalas: La estampita con la imagen de San Expedito

-Sueño por cumplir: Hacer cine

 

Es hijo único

Nació y se crió en barrio Sur, en la ciudad de Santa Fe, donde aún vive su mamá Silvia, y gran parte de su familia. Fue alumno de la escuela Dante Alighieri y Beleno, ámbitos que contribuyeron al contacto fluido con el arte y el teatro. Comenzó a estudiar locución en el Instituto Superior Nº12, que está adherido al ISER, y terminó la carrera en Buenos Aires. “Sentía que tenía que hacer la carrera por respeto profesional y para educar la voz”, apuntó.

 

 

También te puede interesar

Comentarios

  1. armando piña torres

    HOLA BUEN DIA ME PODRIA MANDAR UN PRESUPUESTO DE UN IMITADOR PARA LA ZONA DE SANTA FE ES PARA AMENISAR UNA CENA

Enviar un comentario

 

UA-41853528-1